Logo
Logo



EN ISO 17660

  
  • Soldeo de armaduras de acero

    Esta norma establece los requisitos de materiales, diseño, ejecución, soldadores, criterios de calidad, inspección y ensayo para las uniones soldadas de armaduras de acero en taller o en obra. La Norma está dividida en dos partes:

    · EN ISO 17660-1:  Uniones soldadas que soportan carga (uniones resistentes)

    · EN ISO 17660-2:  Uniones soldadas que no soportan carga (uniones no resistentes)

    Las consideraciones más importantes a la hora de cumplir con los requisitos de gestión de la calidad se detallan a continuación:

    Materiales base:

    Se utilizan armaduras de acero soldable o armaduras de acero inoxidable siempre conformes con las normas de producto o requisitos técnicos aplicables. Por ejemplo, los tipos de acero básicos normalizados según la norma UNE 36068:1994/1M:1996 y recogidos por la instrucción de hormigón estructural EHE-08.

    Consumibles de soldeo:

    Se emplean consumibles de soldadura calificados respecto a las normas de aplicación.

    Requisitos de calidad:

    Se deben cumplir los requisitos de calidad de la Norma EN ISO 3834 más los especificados en la propia Norma EN ISO 17660.

    Personal de soldeo:

    Se debe disponer de al menos un coordinador de soldadura conforme a los requisitos de la norma EN ISO 14731 que asegurará que todas las soldaduras se ejecuten conforme a las especificaciones de procedimento de soldeo cualificados (WPS + WPQR). Las titulaciones de Ingeniero/Técnico/Especialista Internacional de Soldadura (IWE/IWT/IWS) cumplen y satisfacen los requisitos correspondientes.

    Para cada proceso de soldeo, el fabricante debe contar con un número suficiente de soldadores cualificados (WPQ) y con formación específica para el soldeo de armaduras de acero. Para ejectuar uniones resistentes de barras de acero para armaduras, el soldador debe tener también un certificado de cualificación de soldadura en ángulo conforme a la norma EN ISO 9606-1 o equivalente.

    Procedimientos de soldeo:

    Se deben cualificar mediante ensayo todos los procedimentos de soldeo y de forma previa a la producción soldada. Todos los ensayos de procedimiento de soldeo realizados para uniones soldadas resistentes cualifican también las uniones soldadas no resistentes pero no al revés.